tipos-de-sim.png

Al cambiar de teléfono móvil tenemos que tener en cuenta que no todos los terminales tienen el mismo tamaño de tarjeta SIM, por lo que os vamos a explicar como diferenciarlas. Existen cuatro tipos: SIM estándar, mini SIM, micro SIM y nano SIM, ésta última es la que están empezando a incorporar los últimos smartphones.

La SIM estándar es una tarjeta de un tamaño similar al de una tarjeta de crédito, y aunque ya no se usa (seguro que os acordaréis de los primeros móviles que se empezaron a comercializar), suele ser este tamaño el que nos entrega el operador a comprar una línea teléfonica nueva.

Mini SIM

Pero sin duda, la mini SIM es la gran conocida. Es la SIM que se ha utilizado mayoritariamente estos últimos 10 años y con la que todos estamos familiarizados, siendo compatible con la mayoría de los móviles actuales. Pero llegaron los móviles pequeños y los fabricantes necesitan comprimir al máximo los componentes interiores de nuestros smartphones, lo que hizo que se empezaran a popularizar las micro SIM, algo más pequeñas.

Micro SIM

La gran ventaja de las micro SIM frente a las mini SIM, es que éstas últimas se pueden recortar. Recortarlas es muy sencillo, con unas simples tijeras y un poco de cuidado, en menos de 5 minutos podremos cambiar a un móvil con micro SIM. Otra opción es comprar un recortador de SIMs, lo que hará que este proceso sea mucho más sencillo y seguro. Eso sí, siempre tendremos la opción de ir a una tienda de nuestro operador y solicitar un duplicado.

Nano SIM

Las nano SIM llegna aun más lejos, reduciendo tanto el tamaño como el grosor de la micro SIM. Esto se traduce en una mejora del aprovechamiento interno del teléfono, pero el proceso de recortarla es más complicado. Y es que tenemos tanto que recortar la tarjeta como lijar la parte de atrás para reducir su grosor en aproximadamente 0.09mm.

Si no te atreves a recortarla, recuerda que siempre puedes llamar a tu operador o acudir a una tienda para que te realicen un duplicado.

Adaptadores

Para pasar de una SIM grande a una de tamaño inferior es muy sencillo, basta con recortar el plástico sobrante. Pero ¿qué pasa si necesitamos una SIM de un tamaño mayor? Necesitamos un adaptador de SIMs. Estos adaptadores no son más que una pieza de plástico con un hueco donde encaja perfectamente nuestra nano SIM, o micro SIM. 

 

Adaptador de nano y micro SIM