La liberación por IMEI es uno de los métodos más populares y más sencillos para desbloquear nuestro teléfono móvil. Los motivos son muchos, aunque podríamos destacar su sencillez y su bajo precio en general.

Este método consiste en introducir el código de desbloqueo en el móvil, hecho que desactivará el bloqueo del operador de forma inmediata y permanente y que nos permitirá distrutar de un teléfono 100% sin ataduras como si lo hubiesemos comprado libre de fábrica.

Cosas que necesitamos antes de ponernos manos a la obra

IMEI debajo de la batería

  • El IMEI del terminal. Es un número de 15 cifras que podemos encontrar debajo de la batería o marcando *#06#
  • Conocer el modelo de nuestro teléfono y el operador actual.

Cómo conseguir el código de desbloqueo

En el momento de fabricar el móvil, el fabricante asigna un código único a cada terminal, por lo que esta secuencia no es posible calcularla y normalmente hay que conseguirla de una base de datos. Nuestra mejor opción es comprar el código en internet.

Existen decenas de tiendas online dónde conseguir el código. Es tan sencillo como buscar en Google y rápidamente encontraremos resultados. Normalmente, los precios oscilan entre los 5 a 20 euros, dependiendo de la marca, del modelo y del operador.

Ya tengo el código ¿Ahora qué?

Muy sencillo. Simplemente tenemos que introducir una SIM de otro operador, encender el teléfono móvil y esperar a que nos pida el código. Lo introducimos, pulsamos Aceptar y ya ¡somos libres!

El caso especial del iPhone

Si Apple lo hace todo a su manera, ¿por qué en esta ocasión iba a ser diferente? En el caso del iPhone no existen códigos de liberación. Y es que en este caso, el iPhone se desbloquea remotamente a través de iTunes. Para ello, una vez que hayamos solicitado la liberación del móvil de Apple, tenemos que conectarlo con el cable USB al ordenador, abrir iTunes y esperar a que se active. Mucho más sencillo que introducir un código en el teclado del terminal.