Bolsa de la compraImagina que compras un móvil o tablet de segunda mano en buen estado a mitad de precio que uno nuevo. Abres el paquete ilusionado, introduces la tarjeta SIM para empezar a usarlo y ¡sorpresa, el móvil nos pide un código de desbloqueo que no conocemos! El motivo es, obviamente, que el teléfono no es del mismo operador que el nuestro.

Por este motivo, antes de comprar un teléfono de segunda mano, nos deberíamos asegurar de que estamos comprando un terminal libre, o al menos, que sea del mismo operador que el nuestro.

Por norma general, los móviles libres son más caros. Esto se cumple en los nuevos, pero también en los de segunda mano. Aunque comprándolo libre vamos a lo seguro, otra opción es comprarlo para luego liberarlo nosotros mismos. Seguramente nos ahorremos más dinero de lo que cuesta desbloquear el teléfono.

Eso sí, hay que hacerlo con precaución ya que no todos los teléfonos se pueden liberar. Como ejemplo, la liberación de un iPhone de Yoigo puede costar 100€. En este caso no compensa tanto el ahorro... o así. Para ello, debemos mirar precios de un móvil libre, un móvil de un operador, y comparar cuánto nos ahorraríamos si lo liberamos nosotros.

Otra opción es pedirle al vendedor que nos libere el terminal, seguro que nos llevamos una sorpresa y no le importa liberarlo el mismo. Así tendremos la garantía de que estamos haciendo una buena compra y podremos disfrutar de nuestro smartphone o tablet desde el primer día.